lunes, 18 de enero de 2010

Brotando


Refugió el silencio de la noche acallando mi mente, mitigando la verdad que sepultada me advierte aquí presente.


Oscilando navegan mis ideas sobre el río que fluye dilatándose entre mis venas, susurrando en el arranque de querer mirarle sin nada llevarme, aunque ya inviable es domar al corazón...


Escuché piar al egocéntrico reflejo de mi alma exhumando con recelo en su animado abandono de aullarle inagotablemente al olvido...


Se extinguió el ayer abrumado, y aflorando la vida brotó entre mis sueños...

2 comentarios:

GIORGIO dijo...

Y en la realidad, tu vida brota?
Moltbe noi!!!

Longinus dijo...

Te aplaudo de nuevo pero debo decirte que eres un poco recurrente en tu estilo. Atrévete a sorprendernos con algo nuevo! ;)