domingo, 14 de marzo de 2010

Universo


De una ambigua y misteriosa luz me protege mi aura, y más allá de la razón observo mi cuerpo, mi mente, despojando en el vacío cada represión que manifiesta mi alma en lo mas profundo de mi ser, lo esencial de la vida.

Y respirando me conecto, olvidando cada acción que recuerda mi mente, atrapada en ese círculo dependiente y rutinario, exhalo y suelto en el aire la tensión...

Relajo mi cuerpo, aflojando, aliviando la mente y siempre concentrado en ese respirar, abro la puerta de la conciencia y con amor me entrego al universo.

3 comentarios:

Longinus dijo...

La respiración es la vida, la percepción más tangible de nuestro cuerpo y nuestra mente. Sin respiración no somos nada, y la forma en cómo respiramos nos define.

Muy bueno, sobretodo me ha gustado porque me has hecho meditar sobre ello unos minutos ;)

GIORGIO dijo...

Cuando respiramos, nos relajamos y entramos en una esencia del yo interior donde por unos instantes estamos en un alivio de la realidad. Al respirar tambien nos ayuda a expresarnos mejor. Animo personaje de teatro ;)

Giovanni dijo...

Jordi, si no te conociera pensaria que lo que dices te define muy bien con esta ideologia, filosofia, religión o como quieras llamarlo que adornas con tus palábras de ese modo tan espiritual...pero cierto es y bien tu lo sabes que ni tu mismo te aplicas lo que estas escribiendo en ese comentario, pero es más fácil opinar y ver en los demás los defectos o conflictos que no consigue trabajarse asi uno mismo.
No por ello desprecio tus palábras, aunque si me gustaría que las valorizaras un poco mas y mires hacia adentro antes de mirar hacia afuera... Y personaje de teatro, todavía no encontré ninguno que enamore tanto a mi ego como para suplantar mi identidad!

Saludos!