domingo, 28 de marzo de 2010

Barco de papel


Escurridizas sensaciones me transportan alejándome de ti, de mí...

como nubes que se esparcen con el viento en ese cielo azul.


Y en la fértil mirada quebró inquieta la razón y después creí escuchar su voz,


y fluyó su cuerpo desnudo acunado entre las olas del mar, y a lo lejos divisé una luz, plena como esfera rojiza pintó un atardecer y se perdió en el horizonte...


Arena acariciaba en mis pestañas, salada la brisa golpeaba en mi cara, y frías las gotas de agua en mi conciencia se alojaron bajo mis papilas...


Entre lágrimas navegué subido a un barco de papel...

3 comentarios:

GIORGIO dijo...

Muy bonito pero triste a la vez.

A.C. dijo...

Una navegación sobre un barquito de papel debe ser bastante inestable. Me da la sensación de que dificil será llegar a buen puerto...
Tal vez una buena sugerencia sea que prestes atención si por la inmensidad de las aguas en donde navegás no aparece algún barco de madera, al menos, y te dejan subirte...
No tires tu barquito de papel, replegalo y guardalo.
Saludos

Longinus dijo...

Hermosa manera de describir la nostalgia.