martes, 31 de agosto de 2010

Palabras ajenas


He viajado por las sendas dormidas del alma y en ellas desperté, atado a las palabras ajenas de un poema.


Convertí los versos en mis pies, y caminé dejando en las huellas, negras letras que tal vez yo un día amé...


Y embriagada en la cima de la rima mi conciencia, palabras ajenas de un poema, para ti creé.

1 comentario:

GIORGIO dijo...

Hermano este me gustaes mas romantico y no dramatico ;)