jueves, 22 de mayo de 2008

Medicina Alternativa


Hoy en día no es muy difícil conocer a alguien que no sepa que es una crisis de ansiedad, estres, cefalea, migrañas, depresión...Vivimos a un ritmo que acelera nuestra presencia en la mas pura calma, hemos cambiado hábitos, alimentación y hemos echo de nuestra forma de vida una costumbre que nos somos capaces de modificar.
Lo más fácil es ir al botiquín y coger una aspirina cuando te duele la cabeza, ¿pero es lo mas sano?es un ejemplo un tanto delicado, no es fácil y tampoco es mi intención dar lecciones, no soy médico ni tan siquiera es mi propósito, hablo desde mi propia experiencia.
Se trata de conectar cuerpo y mente, la verdad es que desgastamos energía todo el día, no somos conscientes de ello.
Deberíamos escuchar mas a nuestro cuerpo y saber que conflicto se esconde en nuestro subconsciente capaz de bloquear los chakras.
Hará unos seis meses que probé la medicina alternativa, un cuadro de ansiedad y la curiosidad me llevaron a ella, me recomendaron las flores de bach, una terapia muy conocida en la homeopatía que yo desconocía hasta entonces...Me informé bien y me gustó la idea, así que fui a parar a un centro donde tratan estos temas naturistas. No sabía hasta que punto fuera a ser de ayuda esta nueva medicina que tan extraña me sonaba pero el misterio por descubrirlo me dio ganas de conocer por mi mismo la experiencia y no dejarme influir por la gente que te habla de lo bueno y lo malo. Como todo en la vida hay que juzgarlo desde la propia experiencia, creo yo, son buenos siempre los sabios consejos, pero a lo desconocido si deseas tener una impresión es mejor adentrarse y ser uno mismo quien se responda a sus preguntas.
Hasta hoy lo que puedo hablar de mi experiencia con estas flores y la terapia es mas positivo que negativo, me ayuda a reflexionar, a encontrar respuestas a mis miedos, a no ser tan impaciente, a escucharme, a buscar en mi interior, saber lo que quiero y como lo quiero. No es fácil entenderse, tendemos a contradecirnos en muchas ocasiones y ese es el mayor conflicto interior, quizás antes no era capaz de ver con claridad las cosas por que no creía en nada, puede que el echo de creer en las flores psicológicamente ayude mas que otra cosa, la fe mueve montañas...
Este enfoque a sido para dar mi apoyo a la medicina alternativa, para que la gente no deje de creer en ella, también es cierto esta es mi versión, cada uno tendrá la suya, pero como este es mi espacio hablo de mi y de lo que yo quiera.
Quiero puntualizar que en mi caso puedo comparar esta medicina con la otra y no es para mal ni para bien, es por que he probado las dos y destacar que puede darte la misma ayuda o quizás diría yo con la de las flores que es la que tengo a mano, es algo mas profunda, una búsqueda con tu yo interior...
No sé porque, me inspiré a hablar de este remedio, mañana a ver con que salgo...

1 comentario:

Lorena dijo...

hola cosinet!! q guay es tu blog!! :)
yo creo q se deberia usar más este tipo de terapias, por lo menos no llevan tantos químicos como la medicina de siempre,la alternativa es más sana para el cuerpo, incluso se usaba muchísimo antes q la química.

besooooooooooooooos!