viernes, 25 de septiembre de 2009

Camino


Dibujé su sonrisa en un papel, pero el tiempo la borró y la guardé en mi corazón...


Busqué palabras de amor entre la gente y alguien me vendió su alma, solitaria y llena de pena. Le cambié la verdad a la mentira y la convertí en fantasía, me perdí por el camino por que andaba muy deprisa y cuando llegué recién terminó...


Despedí la noche sin rezar, nadie me enseñó a creer, sólo vi pasar el viento lleno de vida...


Recogí mis sueños y juntos nos fuimos, caminando sin prisa sintiendo la brisa...

5 comentarios:

astrid dijo...

Nadie va a “enseñarte a creer”…solo tienes que abrir tus ojos.. y no pedir nada a cambio.

Giovanni dijo...

Astrid, tienes toda la razón, sólo la vida y el camino que sigues por ella te enseña!

astrid dijo...

No tengo toda la razon,hay mucho gente que te puede enseña el camino a "creer"..pero solo tu decides si quieres caminar o quedar en "casa"

Giovanni dijo...

Yo seguiré mi camino, el mismo en el que aprendí un día a caminar por el...y por el seguirán mis pies paso a paso!

GIORGIO dijo...

Nunca puedes seguir el camino solo,porque siempre encontras alguien quien te aconse o te guie por donde puedes ir.Los sueños solo los puedes proyectar a base de tu ilusion, y para fortalecer lo proyectado solo tienes que saber escuchar para saber las opiniones y luego escoger el camino adecuado.Porque los caminos pueden ser cortos o largos. Son como metas. Pero sigue asi y aprenderas