lunes, 28 de septiembre de 2009

El Espejo (capítulo II)

Me desperté de mala leche, con ganas de pegar a alguien, eso de madrugar no me gustaba nada, me dirigí hacia el baño con las legañas aun pegadas en los ojos y de repente al mirarme en el espejo vi a mi perro, sí mi perro que hacía un mes que había fallecido estaba frente a mi mirándome en el espejo!. Esto era increíble!

Me miraba fijamente, era tan real que la emoción que sentía hizo que no pudiera evitar decirle:

- Jacky! Que guapo estás!

Entonces me desperté de repente y entendí que estaba hablando solo con el espejo...

Pero de camino hacia mi habitación recordé que había soñado con el perro, no sé, pero vagas imágenes cesaban en mi mente proyectando un paisaje de montaña, incluso podía sentir el aliento del perro, era muy extraño. Me vestí, me preparé el desayuno y de camino al trabajo no pude dejar de intentar recuperar ese sueño, porque por algún lado lo perdí y ahora que recordaba imágenes muy vivas aun, me parecía interesante adentrarme de nuevo y reflexionar como había sentido ese instante en el que yo estaba poseído por mi perro difunto.

Ya sentado en el vagón del metro me vino una imagen muy clara, cerré los ojos y ahí lo vi! Pero un pequeño movimiento me descentro y abrí los ojos y el vagón del metro había cambiado completamente del todo y se había convertido en el vagón de un tren, cerré nuevamente los ojos y volví a abrirlos y no cabía ninguna duda de que aquel tren era el tren de los sueños!...



Continuara...

3 comentarios:

GIORGIO dijo...

Pero esto es la continuacion del tren de los sueños?
O es otra edicion?

Longinus dijo...

Es la precuela. Como Star Wars que las últimas cuentan lo que pasó antes... xD

Giovanni dijo...

Nada es lo que parece...