jueves, 22 de enero de 2009

Girando


Como ruedas de engranaje gira hoy nuestra amistad, rodamos por inercia atados a la pena de olvidar lo que nos unió.
Hoy el orgullo nos ha vuelto unos extraños, distanciados el uno del otro aun nos esforzamos en seguir ese camino juntos aunque separados.
Entre máscaras se disfraza una fiel sonrisa, ya sólo el pasado es complice de lo que aquello fue, engañados bajo el velo cruel de la pasión, sentenciados por la verdad que vive en nuestra alma.

4 comentarios:

Nunca dejes de sonreir por que no sabes a quien le arrancarás una última sonrisa dijo...

Olé!! chapó!!..,

Has descrito a la perfección en unas lineas tantas secuencias de mi vida!!!! que se me pone los pelos de punta!!!

Una amistad puede ante cualquier desavenencia, sea orgullo, prejuicio o lo que sea...., y si no puede no es tal amistad....;

Pero bueno al menos siempre nos quedará "los buenos recuerdos" no?

Saludos.

Giovanni dijo...

Que bueno, pues si, la amistad es lo que tiene, puede con todo o casi todo!

Saludos.

Estela dijo...

Es muy bonito lo que has escrito, pero triste realidad,el orgullo rompe muchas cosas una pena ¿verdad?. Saludos.

Giovanni dijo...

Es nuestro aliado, el que nos acompaña a endurecer el alma.