viernes, 16 de enero de 2009

Ángel



En mi ya lejana vida te encontré al azar...me enamoré y también te odié, te convertí en la musa de mis deseos, tan casta como llena de veneno.

Ocultándome entre besos agridulces me detuve y separé mi alma de tu cuerpo, pero como imán aferrado a mi volviste atrapándome entre tus sueños.

Me dejé llevar como la brisa del mar y entre lágrimas muertas creció mi orgullo alejando mi energía de tu vida.

Grité tu nombre a la luna olvidandote al infinito, del más allá surgió tu sonrisa iluminando mis pensamientos, así sin más perdoné tu dolor en mi consciencia, perdurando así una relación de locos en mi corazón.

Despojé mis emociones en las solidas caricias de tu piel, rodeándote, envuelto en tu pelo me perdí desatando los mundos que nos separan así en esta morbosa y atrevida distancia.


Tu mirada cambió y mi ojos ya no te ven igual que ayer, te atrae mi cuerpo lleno de recuerdos, despertando en ti la emoción de rozar lo ambiguo que hay en mí.


Me quedé con tu ser congelado en mi interior, pero al compás de un torbellino te revelas deshaciéndote de tus miedos, dividida en el placer indefinido al fin te conviertes en ángel, aquel que siempre hubo en ti.





Dedicado a ti, que aunque me cueste "entender" lo que pasa por tu mente, siempre te querré.

4 comentarios:

Laura dijo...

Te cuesta entender...Creo que te va a gustar el término. A mi tb me cuesta, pero no entenderme a mi, si no al amor en general. No tiene sentido, si lo tuviera, no seguiría siendo por siempre el tema más complicado y que tanto nos preocupa.
Me gusta que escribas. Nunca entenderé pero en el conflicto y no en el deleite está la inspiración.
Sigue soñando y siendo tú. Me alegro que después de este tiempo de asimilación hayamos podido retomar nuestras conversaciones de desordenar el mundo.
Te querré siempre...a mi manera.

Giovanni dijo...

Comparto contigo que el amor no tendria sentido si se entendiera, pero no creo q sea algo que nos preocupe, creo que lo que nos cuesta es quitarnos esa idea con la que hemos crecido pensando que la relación sin amor no tiene sentido, los que creemos en el...pero a mi sinceramente no me preocupa...me encanta ese sentimiento y es algo que cuido tanto que por eso me cuesta regalar cuando me atrapa de nuevo!
Quiereme a tu manera, yo te digo adiós a mi manera! muaaaaaaaaaaaaak!

Longinus dijo...

Sin entrar en materia, simplemente decir que me quito el sobrero y te dedico un aplauso por tus palabras ;)

Anónimo dijo...

BUENO E PARECE QUE VOY A EMPEZAR A ESCRIBIR EN MI BLOG CREO Q TENDRE MUCHOS APLAUSOS JEJE CIAO.SIGUE ASI HERMANO